TheFlash alimento

APRENDE A VER LAS ETIQUETAS MÁS RÁPIDO QUE FLASH (PARTE II)

“El doctor del futuro no dará medicinas, sino que animará a sus pacientes a que se interesen por el cuidado del cuerpo, la dieta, y la causa y prevención de las enfermedades”.- Thomas Edison

Aprende a ver las etiquetas más rápido que Flash (Parte II)

En la parte I te hablé sobre la actualidad en torno a los programas de televisión relacionados con la nutrición y te ofrecí consejos y soluciones.

En esta ocasión voy a tratar un tema más práctico, el visionado de las etiquetas de los alimentos.

De por sí cada vez le dedicamos cada vez menos tiempo al cuidado de nuestra alimentación, debido a la falta de tiempo libre,  incentivado por las empresas  que nos proporcionan productos listos para comer y unido a la gran cantidad de variedad de productos ofertados tenemos el entorno ideal para optar por opciones poco saludables.

No obstante no es raro ver a personas obsesionadas con las etiquetas, buscando el producto que contenga menos calorías, más proteínas, más fibra… creyéndose que así escogerán una elección saludable.

Y sí, finalmente, después de minutos de elección nos llevamos la misma mierda de siempre con distinto nombre.

Total que vemos esto como una pérdida de tiempo innecesaria y elegimos el producto que tenga el corazón más grande o que incluya la frase “rico en…” “ahora sin…”.

Quien determina en última instancia la elección del producto es la estrategia de marketing de la empresa y no nuestro conocimiento y esto no debería de ser así.

Al menos nos sentimos sanos, aunque metabólicamente la cosa no sea así.

Aprende lo simple y rápido que puede ser determinar la calidad de un producto.

El etiquetado de los alimentos

La importancia de conocer el etiquetado de los alimentos es evidente, comemos todos los días y esto nos afecta pues la comida pasa a formar parte de nuestro cuerpo.

Es importante saber que estamos introduciendo en nuestro organismo y como reacciona.

Por otro lado nos debe de hacer saltar la alarma el que tengamos que ver una lista de ingredientes de un producto para saber que contiene realmente ese producto.

Al ver un plátano no tienes que mirar la etiqueta para saber que ingredientes contiene, sabes que es un plátano y punto.

En cambio cuando compramos productos envasados, que vienen en cajitas o recipientes no sabemos realmente que contiene ese producto, de que está hecho.

Te sorprendería el ingrediente más abundante en algunos de esos alimentos, realmente no sabes lo que estás comiendo.

El error

¿Cómo determina el 99% de la gente si un producto se puede consumir más o menos? Por las calorías.

Se habla de priorizar y moderar, nunca de eliminar, ningún producto es malo.

Cuando realmente esto no es así, hay alimentos que se asocian más a enfermedades y otros que tienen un factor protector:

Alimentos y cáncer

 

Fuente: WCRF 2007, en el 2017 tendremos una actualización.

La importancia

La gente tiende a fijarse solo en el ámbito estético para consumir un alimento u otro, es por ello que se fijan solo en las calorías pensando que todas son iguales.

Eso lo aprovecharon las grandes empresas y convirtieron sus productos fácilmente en “saludables” a la vista de la sociedad.

Todo light, sin grasa, sin sal,…

Y se dedicaron a enriquecerlos.

Hoy día vivímos lo mismo esta vez con el azúcar. Nace una nueva gama de productos con zero azúcares o sin azúcares añadidos.

Pero es muy importante saber que estamos comiendo, hay ciertos compuestos que consumimos día a día que están relacionados con graves problemas de salud.

Grasas trans/parcialmente hidrogenadas/aceite vegetal parcialmente hidrogenado

Las puedes encontrar con cualquiera de los tres nombres.

Recalcar que el problema parece estar en las grasas trans artificiales y no tanto en las que se encuentran en carnes de rumiantes de manera natural.

Las grasas trans artificiales son grasas vegetales (líquidas) a las que se les han añadido hidrógeno hasta que tienen la apariencia de una grasa animal (sólida).

Es una propiedad interesante pues es una “mantequilla fácil de untar”, tiene aspecto sólido pero realmente no lo es.

Azúcar añadido

Es un nutriente que se encuentra añadido en muy altas cantidades en numerosos productos de consumo diario.

Un ejemplo claro es el Cola Cao o el Nesquik:

ColaCao y Nesquik azúcar
Nesquik: 75% azúcar. ColaCao: 70% azúcar.

El azúcar es un nutriente que está generando bastante controversia debido a su alto consumo:

Lo peor es que intentan ocultártelo en ocasiones bajo otros nombres por lo que mirar los ingredientes aquí se complica:

Sacarosa, dextrosa, fructosa, lactosa, glucosa, miel, jarabe de agave, jarabe de maíz alto en fructusa, jarabe de arce, jarabe de arroz integral, melaza, zumo de caña de azúcar evaporado, zumo de fruta concentrado o endulzante de maíz. TODO ES AZÚCAR.

Productos light

En muchas ocasiones las variantes light de los alimentos para contrarrestar la pérdida de sabor por la falta de grasa le añaden azúcar.

A esto añadirle que:

  • Numerosos estudios no los relacionan con pérdida de peso a largo plazo
  • Al quitarles la grasa pierden gran cantidad de nutrientes
  • Además llevan añadidos una lista interminable de compuestos industriales.

Tampoco parece haber una mejora en el peso con el consumo de lácteos enteros frente a los lácteos desnatados.

Recordar que las vitaminas de la leche son liposolubles, esto quiere decir que se encuentran disueltas en la grasa, si le quitamos la grasa le quitamos gran cantidad de nutrientes también.

Como no estas leches las endulzarán con azúcar y las enriqueceran con esas mismas vitaminas y te las venderán por el doble de precio.

Aceites vegetales (soja, palma, girasol…)

En cuanto a los aceites vegetales no parece haber una idea clara.

Si es cierto que son altos en omega 6, y cantidad de productos industriales lo contienen.

Esto podría inducir a un desequilibrio en el ratio omega 3/omega 6, algo que se intuye puede ser perjudicial.

Limitar su consumo por el momento sería una actuación de prevención lógica.

Si queréis profundizar en ellos: http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com.es/2016/05/aceites-vegetales-y-salud-situacion.html muy recomendable.

La solución

La solución está en fijarse en los ingredientes de los productos y dejar de lado las calorías.

Poner énfasis en no encontrarte con alguno de los ingredientes controvertidos hoy día, de los cuáles acabamos de hablar, y que no contenga una cantidad de azúcar añadida exagerada.

Algunos consejos:

  • Si vas a comprar un producto que no requiere de etiquetado de ingredientes seguramente será una opción saludable.
  • Si tiene ingredientes primero debes saber que estos se muestran en orden de cantidad, es decir el primer ingrediente que aparece es el que se encuentra en mayor cantidad en el producto.
    • Elige productos que no contengan una lista interminable de ingredientes donde no sabes que significan la mitad de ellos.
    • Elige productos donde el ingrediente que aparece primero (el que se encuentra en mayor cantidad) sea el propio producto.
ingredientes nesquik
Primero azúcar luego algo de cacao.
ingredientes chocolate milka
Azúcar, leche y un 30% de cacao.
Ingredientes ColaCao
Azúcar y luego cacao.

 

Resumen y conclusión

  • Es importante conocer el etiquetado de los productos que comemos y pasan a formar parte de nosotros.
  • Hay algunos compuestos que pueden ser nocivos para la salud.
  • Fijate en que no contengan dichos ingredientes y que los productos sean lo más naturales posibles.
  • Dale menos importancia a las calorías para determinar si un alimento es saludable.

 

Conclusión: Es muy difícil determinar si un alimento es saludable o no y a partir de que cantidad pasa de ser saludable/inócuo a dañino.

Como siempre digo lo que tenemos son correlaciones de probabilidad dadas en una población específica con sus hábitos y genética individual.

Por otro lado está la dificultad de aislar variables, algo que en ocasiones es también algo absurdo pues experimentar bajo unas condiciones que nunca se van a dar.

Hay ciertos compuestos que nunca vamos a ingerir de forma aislada y en las cantidades bajo las que se experimenta (así todo parece malo, en la dosis está el veneno).

Es por ello que siempre debemos de hablar de hábitos de vida, en su conjunto,  y seguir aquellos que parecen asociarse con la reducción de la probabilidad de contraer determinadas enfermedades.

La elección de productos saludables se podría hacer seleccionando aquellos que han estado más tiempo con nosotros y siempre han dado buenos resultados (frutas, verduras, hortalizas, carnes y pescados frescos), pues se supone que estamos más adaptados a ellos.

Y evitar o reducir el consumo de nutrientes artificiales que son relativamente nuevos.

Pero estas recomendaciones nos provocan nuevas dudas. Si no consumimos estos productos, ¿Nunca nos adaptaremos a ellos? ¿Es igual el azúcar de un donut que de un plátano? ¿Trigo sí o trigo no? ¿Leche sí o leche no? ¿Acaso las carnes, frutas, verduras no están también procesadas? ¿Todo procesamiento es perjudicial?

Por simplificar, mi recomendación se basaría en priorizar el consumo de alimentos frescos, naturales, reales, con el menor procesamiento posible.

Y minimizar o incluso eliminar aquellos productos ultraprocesados, creados en fábricas, empaquetados en cajitas y con ingredientes añadidos en gran cantidad.

En el siguiente y último artículo de esta serie hablaré sobre las revistas y estudios de nutrición.

Portada

Yo también comencé a hacer deporte después de ser bastante sedentario. Pero tras años sin cambios me di cuenta de que en este mundo existían muchas distracciones, así que decidí empezar a investigar por mi cuenta para aprender a focalizarme en lo importante.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete y recibe gratis mi guía para convertirte en un superhéroe, además de contenido exclusivo.

√ Entrenamiento

√ Dieta

√ Hábitos

De los superhéroes, centrado en los principios.

NADA DE SPAM

¡Muchas gracias por suscribirte!

Pero aún te queda un paso más, debes confirmar tu correo a traves del email que te acabamos de enviar.

4 comentarios en “APRENDE A VER LAS ETIQUETAS MÁS RÁPIDO QUE FLASH (PARTE II)

¡Opina sobre este tema!

Sígueme en Feedly